lunes, 3 de mayo de 2010

Por sus mierdas los conoceréis


Si hay cagadas de ratón por casa es que tienes ratones en casa, pero ojo, las cagadas han de ser de ratón. Las ñordas de las lagartijas son similares de tamaño y forma y pueden llevar a confusión. También cagan abundantemente. Para diferenciarlas basta con observar de cerca las deposiciones, las de reptil llevan adosado al mondongo marrón una pequeñísima bolita blanca en un extremo, puede que la bolita esté suelta, separada del choricito al golpearse contra el suelo. Suerte.

3 comentarios:

  1. Hola Ata, para tú información aquí en Brasil, las cagadas de lagartija no llevan esa bolita blanca de la que hablas. Será que aquí las lagartijas son grandes como cocodrilos. Si ves una por casa, mejor no te metas con ella, puedes salir mal parado.

    Un abrazo,

    Jaime.

    ResponderEliminar
  2. La madre que me parió, esto tiene cada vez menos credibilidad. Juro sobre el cadáver aún caliente de Ángel Cristo, que las de salamanquesa llevan el suplemento blanco.

    ResponderEliminar